La técnica del “Soil Nailing” es un método que nos permite tratar taludes de diversos tipos de suelos y rocas, donde se hace necesario dejar un corte de suelo auto soportante y estable en el tiempo.

Esta técnica consiste en armar el terreno con anclajes ya sea de cable y/o de barras de acero y/o tuberías, y unir estos dispositivos en cabeza mediante un muro de hormigón armado vía malla metálica y que generalmente lleva hormigón proyectado (Shotcrete).